Buscar

El impacto de la designación de Hezbolá como organización terrorista en los lazos económicos y la ay

Actualizado: 27 de oct de 2020

Daniel Cohen - Artículo de análisis -

Han colaborado en la investigación y redacción: Liron Shilo, Leora Lupkin, Jacob Weiss, Jack Steinberg y Orly Silverstein


Antecedentes

La financiación criminal de Hezbolá y sus esfuerzos por imponer su ideología radical han violado innumerables normas locales e internacionales. Su red criminal ha establecido profundas raíces en prácticamente todos los continentes y generado miles de millones de dólares para respaldar su programa de destrucción. Los vínculos de Hezbolá con Irán y el apoyo que el país proporciona a la organización mediante formación, armas y explosivos, así como ayuda política, diplomática, monetaria y organizativa, son también causa de preocupación para la comunidad internacional.


La designación de una organización como terrorista permite a los países erradicar las actividades de dicho grupo dentro de sus fronteras. Mediante la ilegalización integral de Hezbolá en tanto que organización terrorista, estos países han dañado considerablemente las capacidades operacionales centrales de Hezbolá a través del embargo de bienes, la congelación de cuentas y las detenciones de agentes y simpatizantes de la organización. Debido a la consideración por separado de sus alas militar y política, la designación de Hezbolá como organización terrorista se ha vuelto doble. Esta distinción entre las alas política y militar de Hezbolá no solo obstaculiza el esfuerzo global por detener su expansión. Sin la designación total de ambas alas, Hezbolá continúa sus actividades ilícitas y mortales al amparo de la ley.

Estudio de caso

El Instituto Abba Eban para la Diplomacia Internacional (AEI, por sus siglas en inglés) analizó conjuntos de datos fechados entre 1997 y 2017 y evaluó los vínculos bilaterales entre el Líbano y países que han designado parcial o totalmente a Hezbolá como organización terrorista. Los países examinados fueron los Estados Unidos, los Países Bajos, Australia, Nueva Zelanda, la Unión Europea (UE), el Reino Unido y Canadá (los Países Participantes).


Argentina y los Estados del Golfo también han designado de alguna forma a Hezbolá como organización terrorista, pero no forman parte del presente análisis. Argentina realizó dicha designación en 2019, por lo que está fuera del alcance de este análisis; los datos de los Estados del Golfo no pudieron obtenerse. En el futuro, se realizará otro análisis a modo de seguimiento para así incluir nuevos datos que se hayan obtenido.

Ejecución del estudio

Para cada uno de los Países Participantes, la investigación se centró en examinar tres parámetros distintos de lazos bilaterales entre países, a saber: desembolso de ayuda humanitaria, ayuda oficial al desarrollo (AOD), y efectos de la designación en los valores de las importaciones/exportaciones del/al Líbano. Los vínculos bilaterales entre países constan de varios parámetros que pueden afectar a las interacciones políticas, culturales y económicas entre ambos. El presente estudio aísla la ayuda humanitaria y la AOD, así como los valores de importación y exportación, pues son parámetros predominantes e imperativos, necesarios para la rehabilitación del Líbano, y entiende que son el pueblo libanés y su calidad de vida los principales beneficiaros de tales vínculos. Este es un estudio imparcial basado en la investigación cuantitativa procedente de informes gubernamentales. Tanto la ayuda oficial al desarrollo (AOD) como la ayuda humanitaria tienen como objetivo beneficiar a las personas comunes y permitir el desarrollo del país para su futuro crecimiento.


Se diferencian en virtud de su distribución. La AOD se define como “ayuda gubernamental diseñada para fomentar el desarrollo económico y el bienestar de los países en desarrollo. La ayuda puede proporcionarse bilateralmente, de donante a receptor, o puede ser canalizada mediante una agencia de desarrollo multilateral como las Naciones Unidas o el Banco Mundial”. Posteriormente, el gobierno distribuye entre sus ciudadanos el dinero concedido entre los gobiernos a modo de AOD. La ayuda humanitaria difiere de la AOD en que el dinero se distribuye mediante organizaciones no gubernamentales para “proporcionar socorro de emergencia a la población necesitada durante desastres naturales, conflictos armados u otras emergencias”.

El presente estudio examina un período de veinte años, entre 1997 y 2017, que engloba los años de designación, así como la Segunda Guerra del Líbano en 2006 y el comienzo de la crisis de los refugiados de 2013. La crisis de los refugiados de 2013 en el Líbano se atribuye a la guerra civil en Siria y a los refugiados que huían de Siria a países vecinos. Más de 6,6 millones de refugiados sirios han sido obligados a abandonar sus hogares desde el comienzo de la crisis. La mayoría de ellos ha escapado al Líbano y Turquía, lo que ha aumentado la presión a las economías locales y a las estructuras sociopolíticas de estos países. La comunidad internacional respondió a estas situaciones con grandes cantidades de asistencia financiera y ayuda humanitaria. Debido a estas crisis, la ayuda era necesaria para el desarrollo del país y el sustento de la población, al margen de las opiniones políticas. Es importante señalar estos acontecimientos fundamentales, pues existen datos que fluctúan como resultado de los mismos.

Lea el artículo completo en inglés >



The Impact of Hezbollah Designation as a
.
Download • 1.49MB



© Copyright 2020 - Abba Eban Institute for International Diplomacy

Site Design: Studio Tiltan